Hay que cavar hacia arriba

El mundo está loco, loco, loco es una película de 1963 que muestra un variopinto grupo de personas viajando y compitiendo en la búsqueda de un botín de cuantiosa suma monetaria.

Es una película de humor (de humor absurdo en algunos casos), que se hace algo larga, pero que merece la pena.

Los Simpsons hicieron una célebre parodia de esta película (en uno de los mejores capítulos que recuerdo, pero claro, hay tantos…), cuando un ladrón, que es apresado, comunica al pueblo de Springfield que hay un botín escondido bajo una palmera.

Al final del capítulo, está el gag final, el de libro, esa pequeña frase que los guionistas ponen para que termines riéndote y te deje un buen sabor de boca. En este caso era el Jefe Wiggum. Segundo 26:

Primero vemos a Homer, que piensa que lo mejor para salir es seguir cavando. Luego, el jefe de policía dice que no, que lo mejor es que cavar hacia arriba. Un absurdo lógico. Una pantomima verbal.

Pero en nuestro mundo económico, derivado de nuestro mundo real, aquel que tan sarcásticamente los guionistas de la serie arriba mencionada tan bien saben emular, nos podemos encontrar cosas ciertamente parecidas.

Primero pedimos austeridad expansiva. Intentar salir del pozo del decrecimiento cavando hacia abajo, es decir, aumentando aun más el problema. Bajo ese marco de pensamiento, en el que lo único que se puede hacer es cavar (austeridad), al final, y viendo que cavar hacia abajo no funciona, solo queda una opción, cavar hacia arriba.

El FMI, que sigue actuando como el bipolar de la clase, en boca de Viñals, director del departamento de Mercados Monetarios del FMI, decía ayer que había que compaginar los recortes, “con un poquito mas de Keynes”.

Eso es una pura contradicción en si misma que sigue la estela de una organización que sigue bramando por la austeridad mientras sus servicios de estudios sacan papers que demuestran lo absurdo de seguir las políticas que Europa nos sigue manteniendo. Un brindis al sol de la estupidez. Y, visto desde el prisma del optimismo, el primer paso para que los que siguen cavando se den cuenta de lo importante, el sol y la vida, que están arriba.

Mientras el paro de Europa sigue subiendo, hasta el 12,2%, el paro juvenil alcanza ya el 24,4% y la inflación permanece por debajo del 2%, aquí seguimos con las tonterías de siempre. Y sacando a relucir el mito de las exportaciones como única salida a la crisis. Mientras criticamos el crecimiento de Estados Unidos y nos olvidamos de la entrada en recesión de Alemania, que en el último trimestre decreció un 0,3%.

Cavaremos hacia arriba, hasta que nos cansemos y comprobemos que dar paladas al aire no lleva a ningún sitio.

Un comentario en “Hay que cavar hacia arriba

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s