Índices absurdos del análisis económico

Hay por lo menos dos índices que suelen pulular por la esfera mediática y la econosfera que son, simplemente, absurdos.

El primero es el índice de Frank, que suele utilizarse para hablar del esfuerzo fiscal.

Este índice lo suelen utilizar aquellos que quieren señalar que en España se pagan muchos impuestos en comparación con otros países. Es irónico como los que suelen hablar de este concepto (que implica una mayor presión fiscal para aquellos países con mayor renta per cápita), desdeñen casi siempre de los impuestos progresivos…

La presión fiscal es igual a la recaudación total de impuestos sobre el PIB. Es decir, si un país produce 1000 € y el estado ha recaudado en base a impuestos 300, la presión fiscal será del 30%.

El esfuerzo fiscal, en teoría, debería medir el grado en el que se utilizan las capacidades fiscales de un país. Digamos que lo que debería medir el esfuerzo fiscal es la proporción de ingresos que se obtienen sobre los ingresos potenciales que podrían obtenerse.

Al bueno de Frank no se le ocurrió otra genial idea que hacerse la picha un lio y poner en el numerador y en el denominador conceptos en unidades diferentes para evaluar lo que debería estar en los mismos términos.

Así, en el numerador puso la presión fiscal (que está en %), y en el denominador el PIB per cápita.

Es decir, como recaudación pone un elemento medido en % y como recaudación potencial el valor del PIB per cápita en €. ¿Y lo que nos indica este indicador es?

Pues obviamente nada. En todo caso, podemos ver la evolución que ha tenido en el tiempo, pero nada más.

Lo más absurdo es incluso intentar utilizar el índice de Frank para comparar el esfuerzo fiscal entre países, como bien indican aquí. Así, si un país recauda 300 €, con un PIB de 1000€ y una población de 10 personas, la presión fiscal será del 30%, el PIB per cápita será de 100€ y el esfuerzo fiscal será de 0,3.

Ahora imaginemos otro país, mucho más rico, que con 10 personas de población genera un valor del PIB de 100.000 €. El PIB per cápita será de 10.000 €. ¿Cuál deberá ser la presión fiscal para que el esfuerzo sea igual?

3.000%.

Así que el estado debe recaudar el 3.000 % del PIB para que el esfuerzo fiscal sea igual. Lo cual es un absurdo inconsistente que debería bastar para que nadie en su sano juicio utilice este índice para comparar países ni para medir nada.

Obviamente los países no tienen diferencias tan grandes en el PIB, este ejemplo lo he puesto para que se vea la inconsistencia en su uso. La única defensa que le he encontrado a este indicador es que es el más “simple”. ¿Pero de qué sirve que sea simple si es incorrecto?

Aquí tenéis un paper del Banco Mundial de octubre de 2012 donde estiman la capacidad fiscal y establecen un rango sobre el esfuerzo fiscal donde España entra dentro de la categoría de “Bajo esfuerzo fiscal”.

Por otro lado tenemos el índice de miseria. Lo que hace este índice es sumar la tasa de paro y la tasa de inflación. Bueno, aquí el menos estamos sumando elementos medidos en los mismos términos, %, pero sigue siendo un absurdo, porque la suma de estos dos elementos no son nada. Es como sumar peras y manzanas. Uno es un concepto dinámico (el crecimiento del nivel de precios) y otro estático (la proporción de gente que no encuentra trabajo).

El índice de miseria de España es increíblemente alto, pero todo es problema de nuestra tasa de paro. En vez de comparar índices absurdos, comparemos directamente la tasa de paro. Pero claro, a los periódicos les encanta vender cifras que parezcan increíbles.

Y mientras economistas que teóricamente son serios y venden muchos libros siguen utilizando estos índices sin ver ni siquiera que no tienen ningún tipo de rigor matemático ni sentido económico.

4 comentarios en “Índices absurdos del análisis económico

  1. Realmente no tiene mucho sentido ese índice, un medidor de esfuerzo fiscal lo que debería medir es cuanto deja al ciudadano de margen después de pagar. No es lo mismo un diezmo en una sociedad feudal, donde es difícil pagar ese impuesto sin morirse de hambre que pagar un 40 o un 50% de impuestos en una sociedad post industrial, donde una vez pagado puedes ahorrar para comprar una casa, un coche o darse unas vacaciones. Cuanto más rica es la sociedad, menor esfuerzo le representa pagar los mismos impuestos, ha de renunciar a menos cosas, o como decía mi profesor de historia, “ojalá tuviera que pagar más de impuestos, eso querría decir que estaría cobrando mucho más”.

  2. Si dividimos el 6% entre 1000 euros, está en unidades diferentes, si lo hacemos como 0,06/1000 ya se puede hacer la división matemática. ¿Es correcto?, por tanto, este índice parece tener cierta validez, de hecho hasta el Gestha lo utilizó para avisar a Jose Blanco, cuando gobernaba ZP de que no podía subir impuestos, ya que soportamos el mayor esfuerzo fiscal de la OCDE…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s