Crédito y endeudamiento

Ayer se publicó la financiación (o el crédito) a las familias y empresas hasta noviembre.

Financiación

Si nos fijamos bien, podemos ver ya el cambio de ciclo a mediados de 2007, cuando la función pasa de ser exponencial (es decir, con un crecimiento acelerado) a crecer cada vez menos. Una vez acabó 2008, la crisis ya había irrumpido con toda su furia y el crédito empezó a bajar.

Sobre el crédito quiero puntualizar algo que se oye continuamente: “Que llegue el crédito a las familias”.

 Esta frase se dice en un contexto económico equivocado y, por tanto, lleva a engaño. Se cree, y se actúa políticamente, pensando que aumentando la cantidad de dinero en la economía a la fuerza (aumentando la base monetaria, por ejemplo), esto creará un circulo que acabará aumentando la oferta monetaria y permitirá que las familias y empresas vuelvan a tener crédito.

No es así como funciona.

El crédito es endógeno, y se determina a partir de la actividad económica. El crédito llegará a las familias y empresas cuando:

  • Se haya pagado la gran cantidad de deuda privada que ostentan. De nada sirve que aumente mi financiación en 1.000 euros si sigo teniendo que pagar 3.000, pues al final del periodo el saldo será de -2.000.
  • El sistema financiero esté saneado.
  • Haya perspectivas de crecimiento que hagan rentable aumentar el crédito.

 En estos momentos seguimos con las tres partes en negativo. Seguimos teniendo una deuda privada descomunal. Seguimos teniendo un sistema financiero que sigue sin estar completamente saneado. Y sigue sin haber unas perspectivas de negocio en España.

Recordad también que cuando se dice “que vuelva el crédito” se asume, por tanto, que vuelva el endeudamiento privado.

El endeudamiento no es, en si mismo, algo malo. Comentaba Varoufakis en el video que ponía el otro día el caso de una empresa que tenía que cerrar aun siendo altamente exportadora. ¿Por qué? Porque primero necesitaba importar una gran cantidad de bienes para los que necesitaba endeudarse, y claro en Grecia el crédito está casi peor que aquí.

Endeudarse no es malo si te va a permitir seguir una línea de negocio rentable, potencia la eficiencia de mercado.

Pero el crédito no puede volver a los mismos niveles a los que crecía en la etapa pre-crisis. Las familias no pueden seguir endeudándose. Si hay que mejorar el nivel de vida tendrá que ser por una mayor renta efectiva, no por una mayor deuda a nuestras espaldas.

PD: El miércoles se publican las cuentas financieras de los sectores institucionales de la economía. Ya sabéis que es una de mis favoritas y tiene mucho que ver con esto. Estad atentos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s