Nueva Grecia

Si esto fuera una novela, y quizás algún día lo sea, Grecia sería, con todas las de la ley, una protagonista indiscutible. No es que el resto vayamos muy a la zaga claro, pero Grecia representa en si mismo todo un contexto que ha llevado a la inestabilidad europea hasta un precipicio del que muchos dicen que ya hemos saltado.

Ayer fueron, de nueva, unas elecciones que intentaban recuperar la posibilidad de un gobierno imposible de formar en las celebradas en mayo, y eso que su sistema permite que el primero sume 50 asientos más para que la sostenibilidad sea más factible.

Se han escrito ríos de tinta sobre el problema griego, la tragedia griega, el futuro griego, el euro… y uno sigue teniendo la mala espina de que son gritos a una pared que no parece querer moverse.

Ayer la gente volvió a votar, y lo cierto es que hay ciertas cosas que destacar.

En primer lugar, el fuerte impulso de Syriza. Veremos si se mantiene en el tiempo o no ha sido más que una apuesta social por la ultima carta. Siendo sinceros, no es muy difícil admitir que desde Europa ha habido un movimiento, sutil, claro, contra Syriza. Desde aquellos mensajes sobre el apoyo al euro, que incluso su presidente corrió a desmitificar (nunca nadie dijo que querían salir el él), al apoyo del rescate, oca, oca, y tiro por que me toca, volvemos a Nueva Democracia, aquel partido que la lió con el déficit, posiblemente uniéndose con el PASOK, un partido que ha perdido casi todo el apoyo que tenía hace apenas unos años. Se buscaba la estabilidad política, y nada nos hace dudar de que ND se comporte más responsablemente ahora que tiene a la torika encima. Pero cuanto menos, es irónico.

Esta mala venta de Syriza creo que incluso ha tenido sus efectos positivos para ellos. Veo factible (aunque no digo que sea el factor importante) que el sentimiento anti-alemán que pueda existir se haya visto representado en el partido que más fastidiaba a los alemanes. Una forma de, “quieres café, por toma dos tazas”. Por eso digo que no sé si será un resultado estable. Desde luego, partidos como el PSOE (y obviamente el PASOK), deben ir con seguridad porque su presencia infinita no está garantizada. IU y UPyD están subiendo con fuerza, y si lo hacen bien pueden mantener los votos de una nueva generación que tiene al PSOE (y al PP) con opciones nulas de voto.

Sí hay algo que yo no puedo entender. En la pequeña porra que mantuvimos los compañeros twitteros había algo que compartíamos todos, la bajada sustancial en los votos a “Amanecer dorado”. Y es que una vez que ganaron se pudo ver, ya no solo intuir, hasta que punto su extremismo era ilimitado. Un par de tortas en un debate televisivo nos hacía pensar que, obviamente, sus votos se recrudecerían. Sí, claro, lo han hecho, un 0,05%. Esa pasividad social ante algo tan duro de entender, me preocupa.

Rajoy tiene que estar tirándose de los pelos, eso sí. Dicen que la confianza da asco, igual es eso lo que pasa también a un nivel macro. Tras la “beneficiosa línea de crédito” subió el tipo de interés. Tras la “estabilidad política pro-euro griega” lo vuelve a hacer, y llegamos al 7,12%. Lo único que está claro es que tenemos novela para rato.

Anuncios

2 comentarios en “Nueva Grecia

  1. Vamos, el que vota a unos tíos que propugnan la expulsión de inmigrantes, que van a darles palizas y que piden el rearme y recuperar los territorios orientales de Turquía no se va a rajar por que le den una bofetada a alguien en la tele, es justo lo que está esperando, de hecho si no hicieran barbaridades perderían apoyo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s