La nueva reforma laboral

Llevo varios días sin escribir pero algo tan importante no podía pasárseme.

No las prometieron , nos lo advirtieron y nos lo fueron avisando un par de días antes por algunos escapes. ¡Reforma agresiva y profunda!

Desde luego, profunda no es. Agresiva, quizás un poco, quizás bastante, depende de cómo se mire.

De nuevo, mi crítica va sobre todo por los mismos derroteros de siempre. Frente a la iniciativa y el apoyo de medidas económicas que impulsen de verdad la contratación, se ha seguido con el plan y la casuística de siempre de abaratar un despido que, ya nos avisan desde el minuto cero, no va a potenciar el empleo.

Quizás sea de los pocos economistas que no se creen este conocido mantra de que abaratando el despido se potencia la contratación por aquel cuento de la lechera de que así los empresarios se animan más a contratar al haber más flexibilidad laboral. En todo caso soy consciente de que un despido más barato puede ser algo necesario en momentos en los que la perdida económica es tal que desembolsos tan importantes de dinero pueden llevar apegados el mismo cierre de la empresa, pero estamos hablando de periodos de crisis y recesión. Lo que hay que potenciar ahora es la recuperación, aquella que desde 2010 hemos dejado abandonada y aparcada en un lado a la espera de que las cuentas fiscales se arregles solas.

Tampoco voy con ese mantra también estipulado en parte de la sociedad de que los empresarios “quieren despedir”. Cualquier empresario lo que va a querer es que su negocio sea lo más prospero posible, lo cual implica aumentar su demanda y producción para lo cual es necesario aumentar su personal. Es por ello que, cuando hablamos de contratación, para mi es la demanda, y no aspectos fiscales que, sí afectan, pero no determinan, lo que fomenta o detrae la contratación. Rebajar derechos no ayuda en nada.

Por otro lado, debemos ser conscientes de que España tampoco puede ser el adalid de una sobre protección al trabajador si el resto de Europa va en un camino diferenciado. No digo que debamos ser iguales, Dios me libre, y necesitamos mantener nuestras libertades y decisiones, pero no es tampoco de recibo que tengamos como país unos derechos muy por encima de los deberes que también debemos cumplir.

Sí que hay cosas que no me gustan, como ese cambio de los 20 días que a partir de ahora van a ser una tónica general pero que queda un poco escondido tras la cifra del 33, mucho más vendible.

Mención aparte la necesidad de tres trimestres para cerciorar contablemente de perdidas. Algo totalmente manipulable. Si hubiera sido, al menos, un año, pues bueno, pero nueve meses es un periodo contable que, una vez visto los entresijos que muchos sitios utilizan, se me antoja relativamente pequeño. Y el que en un año puedan despedirte sin indemnización me parece, quizás, la perdida más importante de derechos. Desde luego, la temporalidad, no como tipo de contrato, sino como hecho, no se va a reducir.

Y de los pocos objetivos que tenía el gobierno que cumplir (reducción de temporalidad, aumentar la contratación, no perjudicar mucho los derechos adquiridos), pues no ha dado ni una.

No suspendo la reforma, no. Era necesaria, era lo que se pidió cuando se votó hará un par de meses (si ¿no?), y aunque es una patada en los huevos para todos, no nos va a quedar otra que comérnosla con patatas. ¿Lo peor? Lo de siempre. Cosas innecesarias puestas solo para joder al trabajador, y sin medidas que realmente vayan a crear un borrón y cuenta nueva en el sector laboral, ni estructural, ni cíclicamente hablando.

Lo que toca ahora es aguantar.

Anuncios

3 comentarios en “La nueva reforma laboral

  1. Pues agresiva y profunda no lo parece mucho, parece exactamente la misma reforma de Zapatero, pero ahorrando tiempo aplicándola a los contratos antiguos también y no sólo a los nuevos y en algunos casos que antes no (si lo aceptan los jueces). Suerte que estos eran los que sabían lo que hacían en lugar de improvisar como Zapatero.

    Desde luego si reducir las indemnizaciones fomenta en algo la contratación será cuando haya algún motivo para no contratar, no porque sí. Más baratos son los contratos temporales y no parece precisamente que baje el paro.

    Y esa es otra, que se suponía que iban a dejar un sólo contrato de indemnización creciente pero al final lo han dejado como estaba. Es para preguntarse para que la reforma y para que tanta prisa.

    En todo caso se notará si se nota en la próxima gran crisis, con suerte el empleo no se resentirá tan bruscamente porque se pueda reducir plantilla sin quebrar empresas y no volveremos a números del 20%. Para esta ya va tarde. Para esta habrá que facilitar que se creen empresas, eliminar barreras a la competencia, y no vendría mal que una buena parte de los parados vayan a trabajar al extranjero, iría bien para reducir deuda privada con el exterior más rápidamente.

    Luego hay algunas a medio plazo, como la reforma de la FP y la formación y reciclado de parados y trabajadores, de esas que parece que aun queda mucho para que den frutos, pero luego te das cuenta que la crisis ya va para 4 años y ya estaría dando frutos si se hubiera hecho desde el principio.

  2. y por dios, falta una reforma de la ley de sociedades. Que parece que esten echando fuera a todos los emprendedores.

    El gobierno se tiene que adaptar de una vez a las nuevas tecnologias, y enviar a tomar fango la forma de crear una S.L., o la ya inutil S.L.N.E. Eliminar de una vez por totdas la necesidad de que una S.L. tenga un administrador que cotize en regimen de autonomos. Eso es una barbaridad! Eso si que es un agravio competitivo con otros paises, y encima de la eurozona, con los que si que tenemos que competir.

    Esta reforma no fomenta nada, yo creo que incluso lo contrae. Para que se produzca consumo se necesitan dos cosas, ingresos y CONFIANZA. No estamos tocando los ingresos, pero se esta quebrantando un poco mas la confianza del trabajador.

    Tal como dice tachikomakun, lo de ZP y un poco mas :-), nada nuevo, nada original, nada cambia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s