El cisne negro, de Nassim Nicholas Taleb

Con la idea de crear un pequeño índice de libros recomendados, hoy quiero traer “El cisne negro” una pequeña joya que no conocía hasta hace unas semanas y que estas fechas me han procurado traer.

El libro, de ensayo, no versa en si mismo sobre economía, quizás pueda enmarcarse más sobre la ciencia, o la forma de hacer ciencia, casi como una forma de pensamiento que basa nuestra forma de ver el mundo y, por ende, nuestra forma de hacer ciencia. Pero una vez enmarcado, las relaciones con la ciencia económica son, a todas luces, muy palpables y el autor se encarga de no olvidarnos de ello.

La tesis del autor es que estamos programados para intentar “solucionar” el problema de los cisnes negros (el hecho de que aparezcan hechos que no habíamos, no solo previsto, sino tenido en consideración, como aquella ave de color negro que apareció cuando todos creían que todos los cisnes eran blancos). Queriendo aproximar a la ciencia a un acercamiento más próximo a considerar que los hechos improbables son, no solo algo “residual” o “eventual” sino el pan de cada día.

No en vano, los cambios de paradigmas científicos se basan, en una gran mayoría de casos, en esa acumulación de anomalías inexplicables que empiezan a rebosar del vaso de lo meramente aceptable.

Por ello, la ciencia debe centrarse más en explicar los hechos “extraños” con teorías generales, y no tanto los hechos generales con teorías extrañas.

La cantidad de variables que afectan a un determinado hecho incide sobre su impredecibilidad. Por ello la ciencia económica es tan proclive a sufrir de los males que expone el autor, pues mientras la teoría de la gravitación de Newton relaciona tres magnitudes y una constante para determinar una fuerza, en economía carecemos de constantes estables y la importancia relativa de cada variable separa incluso a los propios economistas, distanciándolos en escuelas que defenderán posturas y argumentos frente a unos ejemplos específicos que basen sus postulados.

En resumen, debemos dejar de estar hipnotizados por la confirmación, lo tangible, lo ortodoxo y el orden general, “pues gran parte de lo que domina nuestra mundo es la serendipia, es decir, el azar”.

Si bien no estoy de acuerdo al 100% con su tesis (y eso que soy fiel creyente de la escuela del caos), no puedo dejar de recomendar este libro, que, por lo menos, te hará pensar.

Índice de libros recomendados

Anuncios

2 comentarios en “El cisne negro, de Nassim Nicholas Taleb

  1. Hay que tener en cuenta que una buena parte de la física se dedica a modelar procesos aleatorios y hacer predicciones con una precisión arbitraria. Aun así hay modelos que aunque son conocidos, pequeñas variaciones en los valores iniciales provocan resultados completamente distintos, esa es la razón de que las predicciones meteorológicas sean bastante imprecisas más alla de unos días.

    Esto es lo que sucede en economía, incluso siendo capaz de ver las leyes que se mueven detrás, cuando haces las previsiones o tratas de sacar provecho de ello estás cambiando los valores iniciales, y por tanto, los resultados. Los efectos de una medida son múltiples, interaccionan entre si, dependen de la situación inicial y lo que para uno es medicina, para otro es veneno.

    Y a esto hay que añadir que no sólo cambian las condiciones iniciales, sino que con el tiempo cambia todo el modelo entero al cambiar algunas costumbres o haber nuevos inventos y nuevos productos, e incluso las leyes. Así que más allá de unas bases. Así que mas allá de intentar mantener unas bases a largo plazo, las soluciones que puedes prever son a corto y medio plazo.

  2. Hoy mismamente iba a hacer otra entrada comentando lo que dices, basando en una frase que repetía mucho mi profesor de física: Las predicciones, sin tener en cuenta la incertidumbre asociada, no sirven de nada. Incertidumbre muy tenida en cuenta en física por la incapacidad (cada vez menor) de tomar medidas exactas. Como bien dices, en economía, estos problemas se multiplican.

    En cuanto al segundo párrafo, exactamente eso es lo que están estudiando con gran interés en la universidad de Santa Fe, de los que alguna vez he hablado en referencia al caos o los sistemas complejos. Lo hecho hasta ahora es bastante “infructuoso”, aunque poco a poco se van haciendo cosas. En mi ultima entrada comento que me he apuntado a un curso online de uno de ellos, a ver cuan introductorio es.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s