Cuando no todo es riesgo en la prima de riesgo

Leo en El Economista que Alemania no ha podido colocar toda su deuda y que, a la vez, el interés de la misma ha seguido bajando.

Por un lado hay una mayor demanda de dinero por parte de Alemania, lo cual haría tender al interés de equilibrio hacía arriba (de forma que los acreedores se vieran más recompensados y demandaran más deuda y Alemania más penalizada y ofertaría menos deuda), pero por otro lado, el interés baja.

La respuesta está clara, los inversores realmente pasan directamente de Alemania, y se van a los países que ofertan demanda a unos niveles de interés altísimos. Si un banco le pide dinero al BCE por un 1,25% de interés y lo invierte en España, donde obtiene un interés del 7%, el negocio es redondo. En cierto modo el BCE sigue siendo el que financia a los estados, solo que por le camino, los que se benefician, siguen siendo los bancos.

Si estuviéramos en un mercado “perfecto”,  el interés, el 7% estaría totalmente derivado del sobre riesgo con respecto a Alemania (de ahí que a la diferencia la llamemos “prima de riesgo”). De forma que un inversor esté indiferente entre invertir en un sitio o en otro. Sí, en España tiene más interés, pero también corre más riesgo de no recibirlo más tarde.

Pero esa “indiferencia” implicaría que los mercados de ambos países (por lo que en teórica económica se llama “arbitraje”) se tendrían que vaciar, esto es, que todos deberían vender toda su deuda. Pero no es el caso, pues Alemania no lo consigue.

Sin embargo, lo que tenemos es una sobreoferta de deuda por parte de Alemania. El arbitraje debería hacer que su interés subiera y el de la periferia bajara. Pero no lo hace, de hecho el interés alemán sigue bajando, lo cual implica que no hay arbitraje, lo cual implica que los inversores no están indiferentes, lo cual implica que el riesgo no es todo lo que explica la prima de riesgo. Espero que no os halléis perdido.

Todo esto no implica nada más que el que los mercados de deuda no son perfectos, y se guían y empujan el interés de la periferia hacía arriba simplemente porque tienen poder. Lo cual no quiere decir que España no deba pagar más por su deuda, pues el riesgo sí que es mayor. Lo único que podemos sacar en claro es que el interés de equilibrio (si los mercados fueran perfectos), debería estar algo por debajo (cuánto ya no lo sé).

Es algo que ya sabíamos, pero que ya se ha podido comprobar.

Anuncios

7 comentarios en “Cuando no todo es riesgo en la prima de riesgo

  1. Por delante quede que no tengo ni idea de como se colocan los bonos, pero no el tipo de interés depender directamente de la demanda? Si hay mucha demanda, se baja el tipo de interés hasta haber cubierto toda la emisión por el mínimo interés posible, y si hay poca demanda, se sube el interés hasta que se cubre la emisión o hasta que le da la gana de retirarse al emisor.

    Vamos, es lo único que tiene sentido, oferta y demanda.

    Por otra parte… ¿no estará el BCE ahogando la oferta de crédito a las empresas? Unos tipos bajos del 1.25%, el banco los pide e inmediatamente compra deuda española, italiana, francesa o incluso alemana. Sin hacer nada y sin demasiado riesgo, se llevan un 5% en los primeros y con menos riesgo, hasta un 2% en otros.
    En ese sentido, ¿austeridad en las cuentas públicas para reducir el déficit + unos tipos algo más altos no debería hacer que esos fondos de los bancos fueran a inversión productiva en empresas de la economía real?

    Que a su vez generarían más actividad, más ingresos fiscales, reducción del déficit sin recortes extra, más dinero dedicado a déficit que pasa a empresas, más actividad, más ingresos fiscales, posible superávit que dedicar o a reducir deuda o a relanzar la economía o a recuperar algunos de los primeros derechos recortados.

    Un circulo virtuoso a costa de reducir seriamente el déficit al principio y dejar de suministrar líquido fácil a los bancos que no llega donde ha de ir. Dar dinero a los bancos y tirar de deuda del estado me parece el camino más corto al desastre, es echar gasolina al fuego que ya arde fuera de la caldera.

  2. Sí, razón tienes en el principio. Si hay poca demanda debe subir el interés para colocarla. De hecho, no hay más que ver lo que ha pasado hoy, al enterarse todo el mundo de la sobreoferta de deuda alemana, ha subido el tipo de interés alemán, y por tanto han bajado las primas de riesgo de toda la eurozona. Yo hablo de la colocación en sí. El precio no se ajustó porque, simplemente, no hubo tanta demanda.

    En cuanto a lo segundo, es el principal argumento de los que abogan por la austeridad, el llamado efecto “crowding out”. El único matiz que esgrimimos los que no lo creemos es que las empresas invertirán en actividad solo si creen que va a tener salida, si no hay expectativas de que aumente la demanda, tampoco invertirán en ampliar la actividad económica y simplemente el dinero se irá a los metales o bienes de inversión “seguros” (oro y materias primas, como de hecho se está haciendo también a gran escala), lo que en tiempos de Keynes se llamaba “atesorar”. Por lo que al final no todo irá a la actividad económica, o al menos no tanto como si podría ir si fuera impulsado por la vía pública.

  3. Bueno, con unos tipos de interés mayor, sin darle a la maquinita de hacer billetes, hay pocas razones para comprar oro o materiales de refugio en lugar de poner euros en depósitos que den un rendimiento, que quieras que no, ya alivia alguno de los problemas de liquidez de los bancos sin tener que poner dinero público.

    Mientras tanto, algún que otro sector parecerá interesante como para enviar ese ahorro para empezar a impulsar la economía. Si no para aumentar la producción porque no hay mas mercado, para reducir el coste de producir mismamente, estimulando la demanda o al menos aumentando los ingresos de la empresa. Cualquiera de los dos además trae recaudación al estado

    Desde luego más fácil de pagar será el oro con intereses bajos y moneda depreciándose que con intereses altos y moneda estable. Pero hay que parar la espiral de bancos en riesgo, estado que se endeuda para rescatarlos, bancos que compran deuda del estado, la deuda del estado se deteriora porque no hay recuperación y los bancos que compraron deuda, de nuevo en riesgo necesitando más fondos, más deuda, mas dudas, hasta que algo haga pum.

  4. Con tipos de interés mayores aumenta el ahorro, pero la inversión no se fomenta mucho que digamos. De hecho, muchos han visto cual ha sido el error del banco central en esta vuelta a la recesión, aumentar los tipos. Y en cuanto vino Draghi, los bajó, y aun se esperan más bajadas. Aumentar los tipos puede reconducir el ahorro, pero ahoga aun más la inversión cuanto aun estamos en recesión.
    Y aun aumentando los tipos de mercado, los de la deuda seguirán aumentando, lo que hará que muchos sigan yendo a por la deuda por los altos intereses.

  5. Puede ser, pero se deja de realimentar la burbuja y el crecimiento posterior tendrá que ser “real”. El ahorro es la otra cara de la inversión, el dinero ahorrado está en bancos y este dinero se presta al que puede pagar los intereses.

    Obviamente no sirve de nada subir el interés si se sigue tirando de deuda. La cadena lógica es
    a) gran recorte de gasto para reducir la deuda al mínimo
    b) subida de los tipos para atraer ahorro a los bancos europeos
    c) que una vez saneados estos puedan empezar a prestar dinero

    Supongo que b) puede sustituirse por que el BCE siga bajando tipos y pueda dar créditos baratos a empresas. Pero la verdad es que eso es estimular burbujas por todas partes, para empezar en oro, materias primeras, viviendas… cosas que tengan valor frente a un dinero que lo pierde. Y por otra está que posiblemente los bancos lo usen más para devolver prestamos que para prestar de nuevo.

    Sea como sea, el flujo hay que cortarlo antes o después, la pregunta es si es mejor dejar la droga poco a poco para evitar un shock repentino que nos mate, pero alargando el problema y deteriorando más los órganos o hacerlo de golpe y pasar el mono, que pueda acabar en un paro cardíaco súbito.

    Demonios, que duro debe ser ser médico, sobretodo cuando los parientes del paciente pueden acabar provocando, hambre, guerras y revueltas.

  6. Jaja, como decía un profesor mío, ¡El problema de la gente es que no son átomos! ¡No me dejan decirles lo que hay que hacer!
    Tal como yo lo veo, las dos opciones, tuya y mía, si se hacen bien, pueden llegar a ser eficientes. El problema es que creo que nos hemos quedado en mitad del camino. Entre una austeridad que no lo es tanto y un mayor gasto que no implica mayor actividad económica. En vez de elegir un sistema mixto (que siempre suele ser lo óptimo) con lo mejor de cada casa, hemos escogido lo peor.

    Que no te suene mal la pregunta pero, ¿Te llamas Ángel? 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s