¿Acabará algún día la crisis Griega?

¿Quién se atreve a relatar la crisis griega como si de una epopeya se tratase? Los dioses del mercado están enfurecidos. Sacrificios con sangre en el altar de las cumbres de las montañas europeas deben hacerse para apaciguar a tales dioses, neutros, impasivos, vengativos.

Los héroes nacen y caen, y vuelven a nacer, los tiempos se suceden, los dioses continúan destrozando los pastos, dejando sin empleo a los pobres campesinos. Se alían con los océanos, hunden sus barcos mercantes y su comercio exterior. Grecia está sitiada.

Pero un emir del norte viene para apaciguar a los dioses. Dice que viene de tierras donde tienen el don de los altísimos. ¿Podrán fiarse los griegos de los conjuros y nuevas prácticas que este emir les recomiende? ¿Y si es una trampa? ¿Y si es un Dios encarnado?

La tragedia griega da para mucho la verdad. Pero hay que reconocer que no hacen las cosas bien.

El tema del referéndum es importante por lo que representa. Que una opción política que genere más democracia real, que escuche al pueblo y que tenga en cuenta una mayoría más objetiva que la de una sola mente provoque  la ira de los mercados puede generar pánico social. Quizás es la mejor representación hasta ahora de porque muchos estamos cabreados por esta democracia sometida únicamente a la voluntad de unos mercados que seguimos sin poder gestionar como es debido. Pero también, en parte, tenemos que ser conscientes de que no era el momento ni el lugar.

Para tratar temas tan generales como se proponían (llegue a leer, “salir del euro, SI o NO”), se debe hacer mucho antes. Y desde luego, lo que no es de recibo, es gestionar toda una cumbre, con la única mira puesta en generar algo de confianza a los mercados (porque políticas reales…) y va el presidente del foco del dolor y se carga de un plumazo todo acuerdo, supeditando todo a un referéndum.

Llevamos años intentando darlo todo con el factor confianza. Y soy de los que opinan que la confianza no genera crecimiento, pero si facilita su articulamiento, su fluidez. Y no sé cuantas cabrás les quedan a los pobres griegos para poder sacrificar.

Anuncios

Un comentario en “¿Acabará algún día la crisis Griega?

  1. Supongo que la leyenda que más se presta es la de Icaro, su padre Dédalo (Europa) le dio las alas (el euro, fondos de cohesión y el mercado común) para huir del laberinto de Creta. Pero quiso volar muy por encima de lo que podía y el Sol derritió sus alas. Ahora Dédalo tiene a Icaro colgando de su mano a punto de caer pero si se resiste y hace ademanes, caerá y arrastrará a su padre.

    Grecia puede decidir sobre lo que es suyo, y por desgracia el dinero del rescate no lo es. Puede elegir si dejar el euro más adelante, cambiar su constitución, puede decidir muchas cosas, pero no puede forzar a los otros países a esperar a su referendo, la rescatan porque quieren con sus condiciones, que aunque duras, son generosas y la paciencia se ha agotado. No quedaba tiempo para que decidiera el pueblo, las decisiones se toman cuando se puede decidir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s