La caótica ciencia económica

Que la economía es una ciencia es algo que genera mucho debate. Particularmente yo pienso que sí lo es, con sus propias peculiaridades, pero desde luego se puede adscribir a la descripción de ciencia.

Muchas personas en cambio, dictaminan que la economía es una ciencia fallida, en tanto en cuanto no puede predecir exactamente el comportamiento del sistema. De ahí la conocida frase de que los economistas son gente que sabe explicar en el futuro porqué se equivocaron en la predicción que hicieron en el pasado. Este dicho, que intenta ser peyorativo, no da cuenta de la verdadera esencia de la economía como ciencia, al intentar imponer primero una capacidad que ninguna tiene.

 Vayamos por partes.

 Toda ciencia debe poder alcanzar un cierto conocimiento objetivo que le permita explicar y predecir el comportamiento de un sistema.

 El estudio de la economía, es el estudio de los patrones de comportamiento de un sistema económico, formado por agentes económicos y unos recursos escasos con los que se intentan cubrir unas necesidades.

En economía no podemos hablar de leyes, sino de tendencias, de patrones. Esto es así porque el objeto ultimo que conforma el sistema es el ser humano que, a diferencia de los átomos, no se rige por leyes de comportamiento basadas en formulas y constantes. El ser humano es libre de elegir, y heterogéneo, lo cual no implica que sea caótico, pero sí que, a priori, no se pueda saber al 100% como una persona al azar, se va a comportar.

 Este complejo sistema de interacciones de agentes y factores hace que en el corto plazo podamos predecir qué es lo que puede hacer un sistema dada una política económica. En el largo plazo, algo que actualmente es inapreciable puede ir desarrollándose en una bolsa de nieve que cambie cualquier predicción que se intente realizar. En otras palabras, no se deben hacer predicciones a largo plazo.

 ¿Es esto un problema de los economistas? No, es un problema de que así es la condición humana. Sí, filosóficamente hablando, pensamos que somos libres, y no seguimos leyes absolutas de comportamiento, es imposible que se pueda predecir nuestro comportamiento más allá de un medio plazo. En cuestión de agregados sociales el tiempo se dilata más, porque el comportamiento de un individuo se diluye en el patrón y las tendencias de un agregado social que es más fácil de estudiar, estimar y predecir, pero, de nuevo, al final la complejidad se adueña de todo.

 Eso no quiere decir que la economía sea inútil. Su propósito debe ser (1) el de resolver problemas económicos, (2), explicar procesos históricos relacionados con la economía.

Obviando que esto último es fácilmente posible (lo cual tampoco es cierto), y que lo que en verdad se intenta criticar es el primero d ellos objetivos, me centraré en este.

 Y lo cierto es que hay una disparidad de ramas económicas con políticas totalmente opuestas para intentar solventar un mismo problema. De nuevo, es la complejidad de factores los que hacen que distintos puntos de vista incidan sobre diferentes áreas económicas. Además de que al realizar una política determinada los mismos agentes cambian su comportamiento. Muchas veces se contempla, otras veces no.

 En el caso europeo, el FMI creo unas políticas de austeridad para el sur de Europa, y tras su implementación genero unas predicciones de crecimiento. Con el tiempo, han tenido que ir bajando esas predicciones porque sus políticas no daban el resultado esperado. El problema ya no es tanto no saber predecir, sino no saber diagnosticar.

 Sin embargo, no es la economía como tal la que diagnostica, sino políticos e instituciones, que en muchos casos son participes y ganan con el propio sistema. No es problema de la economía como ciencia, ni de los economistas como científicos, sino de lo que utilizan la economía para dárselas de listos, para generar unas expectativas o impulsar unas políticas.

 Sin embargo, también quiero romper una lanza en favor de estos economistas productivos. Ya que se equivocan mucho menos de lo que se cree. El problema es que las predicciones que venden son las grandes (PIB, inflación…), qué, por su propio tamaño, son de hecho las que más afectadas se ven por el problema de la complejidad. Si nos metemos en terrenos más pequeños, en predecir pequeños datos de sectores, o en patrones de comportamiento de corto plazo, el sistema funciona.

 Habréis visto que pongo mucho énfasis en la complejidad (que es una versión “ordenada” del caos). Viendo el nombre del blog no creo que os sorprenda. Para mi la esencia del sistema económico es la de un caos social que puede llegar a ser entendido y, lamentablemente, manipulado.

 Y lo cierto es que nos queda un largo trecho a los economistas para perfeccionar nuestras técnicas, mejorar nuestro propio conocimiento del sistema y mantener una neutralidad objetiva. Pero os prometo que algunos intentamos ir por el buen camino.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s