La desaceleración llega hasta los BRIC

Nos sorprendemos de que en esta nueva crisis que se nos viene encima, los pesos pesados de la emergencia económica, AKA los BRIC (Brasil, Rusia, India y China), empiecen a resentirse económicamente.  También nos sorprendíamos cuando mientras todo occidente crecía en negativo los gigantes alcanzaban cifras más elevadas de lo que veremos nosotros en mucho tiempo.

La realidad es que, tomando el flujo económico de un sistema tan globalizado como un solo país, lo que está ocurriendo es, exactamente, lo que dictamina el manual (en serio, estoy harto de tanta sorpresa que dinamita aun más la profesión de economista).

De la misma forma por la que la depresión en el consumo de las familias de clase media y del sector público (la gran mayoría del sistema económico) socava el empleo y la producción creando el ciclo vicioso de la recesión, en el plano global solo hay que asociar a las familias con occidente y a los productores con los gigantes exportadores, como China.

China, siendo el gigante que es, sigo siendo una economía emergente simple y llanamente porque no tiene clase media, ni un consumo tan fuerte que haga que la demanda interna de su país sustente todo su crecimiento. Sin nosotros como demandantes externos, su potencialidad, aun manteniéndose, se ve mermada.

Posiblemente les sorprenda porque sigue habiendo muchos que ni siquiera aceptan las bases de la prima premisa, la del circulo vicioso y recesivo. Claro, si sigues pensando que esta no es una crisis de demanda, posiblemente no entiendas como países rebosantes de crédito y posibilidades no crecen como antes.

¿Están en problema los BRIC? Madre mía, claro que no. Vamos, muy crudo tiene que ponerse todo.

Y en Europa seguimos queriendo recapitalizar bancos. Que oye, no sé cuales serán las cuentas que se escondan detrás de los bancos, pero la verdad es que lo que echo de menos es un verdadero plan de estimulo y empleo. Zapatero hizo uno hace dos años, mal, pero al menos lo intentó. Ahora ni siquiera hablamos de eso. El dato de déficit justifica la austeridad y el dato de paro justifica la confianza a conseguir con la austeridad, pero no hacemos nada para justificar un plan de estímulo a corto plazo para España, Europa y, eventualmente, el mundo entero.

Pero eso sí, damos discursos y nos sorprendemos cuando todo cae más de lo previsto. ¿Pero que narices habías previsto?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s