Análisis económico del cuarto trimestre de 2010

Ya ha pasado bastante tiempo desde que salieron los datos económicos del cuarto y último trimestre de 2010. Y aun más desde que realmente sucedieran (¿ya estamos en marzo?, no, pero casi).

Aquí traigo el análisis trimestral, un pequeño vistazo a los datos más importantes. Como siempre, los datos provienen del INE, y utilizo los estacionalizados, es decir, donde el efecto temporal y estacional se ha eliminado.

PIB a precios de mercado

En primer lugar hay que destacar que una vez reanalizados los datos del 3º trimestre se ve que en realidad decrecimos un poquito. EN cambio, el último trimestre del año dio un pequeño empujoncito hacia la salida de la crisis, con crecimientos tanto a nivel intertrimestral (0,2%), como interanual (0,6%). Aunque debo decir que los datos puedan parecer buenos a simple vista, yo me he mostrado altamente decepcionado. Ahora veremos por qué.

Demanda interna y externa

Como vemos, a pesar de que el PIB se muestra ya en términos de crecimiento positivo, todo recae en manos del sector exterior. Crecemos más por que exportamos más. Pero la demanda nacional, es decir, lo que demanda la gente de España, es cada vez menos, y no mejora.

La situación laboral no deja mucha alternativa. Da igual cuanto puedan mejorar las perspectivas, el empleo no hace sino seguir bajando, y los salarios han hecho lo mismo, por lo que, ¿Cómo va a mejorar la demanda neta española, si cada vez hay menos renta?

Nos estamos haciendo cada vez más competitivos, (no nos queda otra), y nuestra escasa renta también limita bastante nuestras importaciones por lo que netamente estamos cada vez mejorando nuestras importaciones, y por primera vez, el saldo parece ser positivo.

Así que hay visión de futuro, por esta vía. Pero claro, el efecto es sobre todo porque nuestras importaciones se están estancando, y no precisamente porque compensemos la demanda de bienes extranjera por bienes nacionales, sino por que, directamente, no demandamos. Ese es el lado malo.

Y si no impulsamos la demanda nacional, la recuperación será cada vez más lenta, por que el sector exterior, que nos tiene que ayudar, no va a ser nuestra panacea, básicamente porque no tenemos un sector exportador potente. Debemos incidir más en el, ahora que parece que tenemos oportunidades.

Consumo = Estancamiento

Lo mismo de antes. El consumo de los hogares sigue aumentando, pero las administraciones públicas siguen afectando negativamente al consumo. Digan lo que digan, eso es algo que me parece lamentable. No puede ser que en plena crisis el estado, cuyo papel debe ser de estabilizar económico, haya llegado a un punto en el que, aun siguiéndose endeudando, no genere fuerzas que impulsen la demanda nacional hacía arriba. No digo que estuviéramos en una situación  mucho más diferente de la que ya estamos, pero si el estado hubiera planteado una estrategia completamente diferente, estaríamos mejor seguro.

Es desalentador echar todas nuestras esperanzas al sector privado cuando este está más endeudado que nadie. Y no se crean políticas que apoyen la mejora de esta deuda.

Inversión

La inversión, tras el gran despunte que pegó hasta el segundo trimestre de 2010, ha vuelto a tasas de crecimiento en torno al 1%. Junto a la construcción, que sigue estancada en su decrecimiento en torno al -10% (¿sorpesa?), hace que la inversión neta siga estando en tasas de crecimiento negativas.

Las buenas perspectivas que se veían hace medio año, cuando toda Europa estaba saliendo de la crisis y nosotros pensábamos que seguiríamos con algo de retraso se ha visto enmarañada con un empleo que sigue dando bajas perspectivas de recuperación en la demanda y sin un final claro de la crisis.

Nos deparan, y así parece que va a ser, unos cuantos años de crecimiento, sostenido, pero pequeño.

Producción por sectores

El sector energético cada vez va mejor, así como la industria y los servicios, lo que puede indicar una mejora de la actividad económica. Unida a unas inversiones crecientes en bienes de equipo, sí, indican un reabastecimiento del sector productivo. La confianza en la salida de la crisis y en el sector exterior en última instancia parecen ser los dos polos que incitan a ver la luz al final del túnel.

De nuevo, la construcción es la que permanece bocabajo, y así seguirá si no sabemos darle un final redondo al sector.

Entonces… ¿Cómo está el país?

Estamos en un lugar incierto. EL empleo sigue bajando, y por tanto la demanda nacional no mejora. El sector público, con unos problemas que han llevado al país a ser de los menos “seguros” a la vista internacional, intenta mejorar los datos del déficit dejando de lado el apoyo a la demanda.

Por otro lado, las perspectivas de paulatina mejora hacen que la inversión y la actividad económica vayan, muy poco a poco, mejorando sus datos.

Además, el sector exterior parece ser cada vez más benevolentes con nosotros, y cada vez exportamos más.

Las dos fuerzas parecen fuertes, pero hay que creer que, habiendo pisado ya el fondo de la crisis, la demanda nacional no baje más. Se estancará, y puede que tengamos problemas de estanflación, sobre todo teniendo en cuenta los problemas que nos van a venir del petróleo y las materias primas.  Nuestra dependencia energética no nos ayuda nada a ser competitivos a nivel internacional, y seguramente en un futuro el sector exterior no sea tan positivo, por lo que hay que intentar tirar como sea de la demanda interior, que es la que, en última instancia mantiene el ciclo circular de la renta en activo.

Esperemos que 2011 sea un año mucho más positivo. Y que el empleo mejore.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s