En búsqueda de una nueva izquierda.

Emparejando esta con la entrada realizada por Ajovin en Virado en Sepia, creo que es bueno ir hablando de una izquierda más centrada en aplicar unos ideales base a una realidad ya asentada, y saber vender el cambio a los demás.

Actualmente, parece que no pasamos de cuatro ideas centrales que asientan las bases de la propaganda y crítica de la izquierda y la derecha económica.

Pero en realidad, esa no es la autentica base que dirige la ideología económica. Si nos vamos aun más a las profundidades tenemos:

Izquierda: Búsqueda de una mayor igualdad económica, sin perder de vista la eficiencia.

Derecha: Maximización de la eficiencia, que traerá por si sola la “justa” equidad.

El hecho de entrecomillar “justa” es algo puramente subjetivo por mi parte.

Como decía Amartya Sen, en realidad todo el mundo, toda ideología persigue la igualdad. Pero, ¿Igualdad de qué?

Y, de la misma forma por la que decimos que nuestra sociedad adolece de ciertos mecanismos que mejoren en cierta forma la redistribución también debemos ser conscientes de que el tiempo de las utopías, el tiempo de filosofar sobre sociedades perfectas con seres humanos muy poco humanos en un periodo previo a la consolidación occidental, ha pasado.

Además, no podemos descansar nuestro mensaje en “lo imposible”. Debemos hacer entender a la gente que no se puede cobrar más si no se produce más, aunque a la izquierda nos pueda fastidiar no poder aumentar los salarios. Debemos hacer entender que aumentar los impuestos en según que sitios, aunque pueda parecer muy lucrativo para unos, genera unas distorsiones y un movimiento de capitales que pueden dejarnos sin nada en un abrir y cerrar de ojos. Debemos hacer entender que en situaciones de crisis los bancos no pueden llevarse, en el momento, una multa que los haga cerrar, pues ellos poseen nuestro dinero. Debemos dejar atrás argumentos del pasado, que nos pueden parecer muy bien intencionados y bien argumentados, pero que no ofrecen nada para la solución de hoy.

Además, hay que hacerlo desde una óptica actual. No solo de Marx y, en cierta medida, Keynes vive la economía de la izquierda. Tenemos trabajos como el de Arindrajit Dube, (tenemos dos entrevistas, gracias al trabajo de Bcnaccions) que intenta desacreditar empíricamente la coletilla tan proclamada de la derecha de que subir el salario mínimo genera desempleo.

Y, por supuesto, hablo de la economía más básica. Conceptos como las energías verdes, la transparencia política, una mayor participación del ciudadano en las decisiones generales, una aproximación de las políticas (y políticos) a los focos donde se van a implementar, federalismo fiscal, independencia de religión y estado y un largo etcétera, son cuestiones que, aunque parezca que se vendan solas, no es así. Debemos particularizar la realidad al contexto de la gente. Hablar de potenciar las energías renovables es algo tan genérico que todos los partidos lo enarbolan como propio. Hay que hacer participe al ciudadano de proyectos concretos, aunque sea mediante la publicidad, aunque sea, simplemente, enseñando a la gente lo que en verdad se quiere hacer. No podemos pedir más participación si antes no le decimos en qué puede participar. En qué puede apoyar.

Tenemos un gran problema, por la mala publicidad que ha hecho el partido socialista a la izquierda. No ha sabido actualizarse, y por tener que hacerlo a marchas forzadas, por tener que adherirse a una realidad que no ha sabido ajustar a sus ideales, ha tenido que ir por el camino prefijado por unos países que no comparten la misma visión política.

Creo que todos debemos aprender del PSOE, para saber qué es lo que no hay que hacer. Para ver que, si bien hay que centrarse en los tiempos modernos que hoy nos tocan, se puede hacer con nuestra forma de ser. Y eso, también hay que saberlo vender.

Anuncios

4 comentarios en “En búsqueda de una nueva izquierda.

  1. En este pais tampoco es que la diferéncia entre derecha e izquierda esté muy marcada. La izquierda busca el gasto público por ser izquierda (para los contratistas que le interesa) y la derecha, aun hinchandose con el ahorro y la contención de gasto, se suele limitar a bajar los impuestos más altos, pero no necesariamente la media, que crece para favorecer a los contratistas que le interesa por su parte (a veces en una cantidad incluso mayor que la izquierda, y pasando menos criterios de utilidad pública). La mayor diferéncia está en los derecho civiles habitualmente.

    Seguramente el único partido de izquierdas que ha sabido adaptarse a los nuevos tiempos sea Iniciativa per Catalunya, que ha incorporado el ecologismo y los derechos civiles por delante de la economía (que aun sigue dirigiendose principalmente a la redistribución). Quizá lo mas novedoso sea que la ecología. al contraro que la mayoria de la teoría comunista, no es contraria a la eficiencia, sino que incluso la fomenta. Y eso ya es bastante.
    (He mezclado en la respuesta dos post, corregiré en el otro)

  2. Dada mi comunidad autónoma de origen, yo pienso más en Chunta Aragonesista, partido hermanado de Iniciativa per Catalunya en Espacio Plural. Claro que ahora que no están en el congreso, los únicos que he visto dar algunos buenos palos desde la izquierda si son Iniciativa e Izquierda Unida.
    En cuanto a los partidos grandes, sí, no hay grandes diferencias. Las políticas tomadas por Zapatero, a mi pesar, no difieren mucho de las que supongo habría tomado Rajoy de estar en su lugar (en algunos casos incluso más impopulares). Pero es que las grandes directrices vienen ya de más arriba, y cada vez tenemos menos poder sobre nuestras propias políticas.

    • Y no necesariamente para mal, ya que al menos las ordenes de arriba son algo más técnicas, porque reconozcamoslo, los políticos locales no se dejan llevar por los técnicos en lo que pueden mangonear. Por contra se pierde capacidad para castigar y ganan fuerza los lobbies de presión… lo cual quiere decir que los europarlamentarios tienen una mayor libertad de voto.

      Lo que si es para preguntarse es, si la economía pasa a Europa, la política exterior pasa a Europa, las infraestructuras pasan en gran parte por la subvención europea y las autonomías tiene casi todo lo demás (educación, sanidad y algunas justicia e interior)… le quedará algo al Gobierno, aparte de armonizar autonomías? No me extraña que el PP esté dando caña con la recentralización, o Rajoy cuando llegue se va a encontrar con una cascara vacía, el único ministerio con competencias exclusivas seguramente sea Defensa… y no me extrañaría que apareciera un euroejército (con algunas Guardias Nacionales, eso seguro).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s