Economía metafórica. La mejor forma de hacerse entender

La economía es muchas veces una ciencia algo compleja de entender, que no de aprender. Por ello los economistas tratamos de utilizar mucho las metáforas, para contextualizar la problemática social desde un plano más entendible por todos, aunque siempre hay que tener en mente que una metáfora no es un argumento, y son fácilmente rebatibles metafóricamente, como cuando uno se mete en una discusión de dichos y frases populares.

Se utiliza muchísimo en crisis y recesiones la medicina, por estudiar la resolución de problemas de salud.

Algo que hay que entender desde el principio es que, al igual que los médicos, hay cosas que no tienen cura inmediata. Parece como si, por el hecho de que la economía sea una ciencia, tuviera que tener solución para todo, una varita mágica, pero eso no es así. Si alguien se resfría, ya pueden darle mil medicamentos que un par de días fastidiado no se los quita nadie. Se puede hacer algo para mejorar los síntomas, pero estos no pueden desaparecer.

Otro caso es por ejemplo, las hemorragias. Cuanto te haces un corte grave en la pierna, lo primero es parar el sangrado con un torniquete, por ejemplo. Muchos dirían que eso es una simple solución a corto plazo, que no ayuda al paciente, pero sin el la situación sería mucho peor. Algo así pasa con la política fiscal. Puede que el gasto público no sea una verdadera solución, pero muchas veces es necesaria para no caer en un descontrol económico. Si el torniquete se hace mal no es culpa de la medicina, sino del médico/tío que andaba por ahí.

Las burbujas especulativas pueden asociarse a un cáncer. La sangre al dinero, que fluye y articula el sistema, el cerebro a las instituciones…

Otra área es la biología. Esto es tan simple que realmente no es ni metáfora. Somos animales y nos comportamos como tal. Hay depredadores, hay animales que van en manada para defenderse… El estudio de un sistema económico como un sistema celular.

La física tuvo más representación anteriormente, incluso hubo formulas basadas en las más conocidas como la ley de gravitación, aplicada en la geografía económica.

La necesidad de beber de otras fuentes en búsqueda de una exposición clara es bastante amplia. El caos se sobrepone al orden de lo que creemos que es un sistema formalizado, porque no lo es. Ya que el conocimiento no implica la existencia de reglas estrictas como pueden existir en nuestro universo. Sino sólo patrones y tendencias, problemas y posibles soluciones de una realidad más simple y más compleja de lo que creemos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s